Casa Torre Hermosa Casa Mesa

Construida en el siglo XVI por Diego de Mesa, encargado por el Juez Repartidor Ortiz de Zárate de efectuar la reorganización del reparto de solares y el trazado del núcleo fundacional tras la finalización de la Conquista, la edificación original se encuentra dividida desde los albores del siglo XX en dos propiedades, la casa Mesa y la casa Torre Hermosa.

Destaca la portada plateresca que preside la fachada de la casa Mesa, mientras que la casa Torre Hermosa queda singularizada por el balcón que remata el acceso a la misma.
- Casa Torre Hermosa

Esta edificación formó en su origen parte de la Casa Mesa, constituyendo una unidad arquitectónica erigida por Diego de Mesa en el siglo XVI, y que en la centuria siguiente perteneció a Juan de Mesa, I Marqués de Torre Hermosa. A comienzos del siglo XX fue adquirida y segregada por Francisco Béthencourt y del Río, quien en 1902 emprendió una reforma que afectó fundamentalmente a la fachada, donde sobresalen el balcón de madera y el escudo labrado. Por su parte, el interior del edificio queda singularizado por un patio de estilo mudéjar, articulado por galerías de madera al estilo tradicional canario.
- Casa Mesa

El origen de esta construcción data del siglo XVI, siendo residencia del conquistador Diego de Mesa.

El interior está organizado en torno a un patio con galerías soportadas por pies derechos de madera. Exteriormente está dividida en dos alturas, en las que destacan la distribución de ventanas de guillotina y la notable portada de cantería de estilo Plateresco, flanqueada por dos columnas de orden corintio estriadas sobre pedestal y basta, que soportan un trozo de entablamento. Sobre este se sitúa un cuerpo más estrecho que presenta un vano entre columnas del mismo orden y un entablamento que se prolonga hasta el alero.

La portada se encuentra presidida por motivos heráldicos.

Construida en el siglo XVI por Diego de Mesa, encargado por el Juez Repartidor Ortiz de Zárate de efectuar la reorganización del reparto de solares y el trazado del núcleo fundacional tras la finalización de la Conquista, la edificación original se encuentra dividida desde los albores del siglo XX en dos propiedades, la casa Mesa y la casa Torre Hermosa.

Destaca la portada plateresca que preside la fachada de la casa Mesa, mientras que la casa Torre Hermosa queda singularizada por el balcón que remata el acceso a la misma.
- Casa Torre Hermosa

Esta edificación formó en su origen parte de la Casa Mesa, constituyendo una unidad arquitectónica erigida por Diego de Mesa en el siglo XVI, y que en la centuria siguiente perteneció a Juan de Mesa, I Marqués de Torre Hermosa. A comienzos del siglo XX fue adquirida y segregada por Francisco Béthencourt y del Río, quien en 1902 emprendió una reforma que afectó fundamentalmente a la fachada, donde sobresalen el balcón de madera y el escudo labrado. Por su parte, el interior del edificio queda singularizado por un patio de estilo mudéjar, articulado por galerías de madera al estilo tradicional canario.
- Casa Mesa

El origen de esta construcción data del siglo XVI, siendo residencia del conquistador Diego de Mesa.

El interior está organizado en torno a un patio con galerías soportadas por pies derechos de madera. Exteriormente está dividida en dos alturas, en las que destacan la distribución de ventanas de guillotina y la notable portada de cantería de estilo Plateresco, flanqueada por dos columnas de orden corintio estriadas sobre pedestal y basta, que soportan un trozo de entablamento. Sobre este se sitúa un cuerpo más estrecho que presenta un vano entre columnas del mismo orden y un entablamento que se prolonga hasta el alero.

La portada se encuentra presidida por motivos heráldicos.