La OMIC gestionó más de 5.000 consultas en 2007

9/08/2008

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de La Orotava atendió a lo largo del pasado 2007 un total de 5.040 consultas, según se extrae de la memoria anual de este departamento que recoge los datos cuantitativos y gráficas de las consultas y reclamaciones hechas en la oficina, tanto por teléfono como in situ, además de explicar los procedimientos a seguir y las acciones y campañas llevadas a cabo por la Omic en el citado periodo.

Foto de la oficina de la OMIC

La concejala delegada de esta área, Olivia Fariña Pérez, basándose en este informe, destaca que se produce una media de 21 consultas diarias, tanto a través del teléfono como directamente en este centro. Pero no todas acaban en denuncia -- agrega la edila -- "pues de las más de cinco mil realizadas, sólo 572 han sido reclamaciones y denuncias". Contabilizándose 88 reclamaciones más que el año anterior. El resto de consultas son en su mayoría solicitudes de información y asesoramiento. En esta línea, Fariña Pérez resalta que a lo largo de 2007 se ha apreciado un cambio positivo en los usuarios, "al solicitarse, cada vez en mayor medida, asesoramiento en la oficina de la OMIC antes de realizar compras o utilizar algún servicio". "De esta forma adquieren conocimiento de sus derechos y ello les posibilita el exigirlos cuando sea necesario", valoró.

También es de destacar -- apunta la concejala--que la solicitud de información no sólo la ejercitan los consumidores, sino que también es cada vez más requerida por los propios empresarios y comerciantes del municipio. "A éstos -- agrega-- se les facilita de forma adecuada y gratuita, pues ello redunda al final en beneficio de todos los consumidores y evita posibles confusiones o problemas". No hay que olvidar que los establecimientos comerciales minoristas están obligados a disponer de hojas de reclamaciones. El reparto de éstas lo realiza la propia OMIC, y este año lo solicitaron 186 comerciantes y empresas de la Villa.

Por otra parte, la Oficina de la Omic, ante su máximo objetivo de llegar a mayor número de consumidores, aparte de las informaciones individualizadas realiza anualmente periódicas campañas informativas con consejos y datos útiles. Éstas están orientadas fundamentalmente a colectivos más sensibles como mayores y jóvenes y se realizan en diversos soportes como folletos didácticos, carteles, cuadernos de consumo, CD´s, bolsas de papel reciclables, cartas y otro material divulgativo. También se han llevado a cabo concursos, charlas, coloquios y jornadas de interés, especialmente entre los escolares de la Villa. Y en diversas ocasiones ha salido a la calle para acercar el servicio a los ciudadanos. "Estas iniciativas han tenido notable éxito y son numerosas las personas que han manifestado que desconocían los servicios que ofrece este centro al consumidor", apuntó Olivia Fariña.

RECLAMACIONES
La telefonía sigue siendo el tema "cabecilla" a la hora de presentar quejas, con un total de 191 denuncias (el 33%). Este campo ocupa el primer lugar desde el año 2003, y hasta esa fecha lo ocupaba la vivienda. Pero, como ya se ha comentado en anteriores ocasiones, este fenómeno se puede deber al gran incremento de personas que ahora disponen de estos aparatos.

A la telefonía le siguen los mismos sectores que años anteriores. Aunque en 2007 el segundo puesto lo ocupa el vinculado a quejas en el ámbito de electrodomésticos con 71 denuncias. Mientras que en 2006 se encontraba en el tercer lugar. El sector de los viajes registra 69, y le siguen las áreas de vehículos, correos y vivienda con 48, 25 y 18 reclamaciones, respectivamente. En comparación con los años anteriores, hay que destacar el notable incremento que se ha detectado con el ámbito de Correos, que de apenas existir ha pasado a ocupar un importante lugar entre las reclamaciones. Otros temas con frecuentes denuncias se detectan en los relacionados con el mundo textil con unas 19; en el de bancos con unas 17; en el asuntos sanitarios con unas 17 y en el de seguros unas 15. Luego existe una mezcla de múltiples causas que suman un total de 82 denuncias.

De las reclamaciones registradas por la OMIC-- que como se ha comentado son 572-- se ha resuelto por el procedimiento de la mediación el 47´6%, mientras que el 52´4% restante se ha tramitado por los organismos competentes para su resolución o se encuentran aún en trámite.

Olivia Fariña recuerda que la OMIC, además de aportar toda la información y asesoramiento que demanda el consumidor, se le orienta a la hora de realizar las reclamaciones, no sólo desarrollando los trámites necesarios cuando tiene competencia la oficina municipal sino también canalizándolo y asesorándolo cuando tiene que intervenir otro organismo como el Defensor del Cliente (en bancos) o el Defensor del Asegurado, así como ante otra administración pública como el Gobierno de Canarias. A la vez se asesora en escritos de revocación, alegaciones, recursos de reposición al Consorcio de Tributos, escritos al Diputado del Común e incluso en acciones de demanda de juicio verbal para presentar en el juzgado cuando las cantidades a reclamar son inferiores a 901´52 euros. Por otra parte, la OMIC actúa como una "red de alerta" pues si por cuenta propia detecta o es informada de una situación con posibilidad de resultar fraudulenta o que pudiera entrañar un riesgo para la colectividad, lo comunica inmediatamente a los agentes sociales como policía local, unidades de trabajo social, centro de mayores y asociaciones de vecinos. También este centro facilita todo tipo de direcciones de interés para los consumidores y usuarios.

"Como se puede apreciar por los datos que se aportan en la memoria, los servicios de la OMIC son cada vez más solicitados por los usuarios y consumidores, y no sólo eso, sino que lo ven como algo más cercano y útil", valora la edila. Además -- agrega -- en los últimos años se ha apreciado un cambio en los usuarios del servicio, pues antes eran más las mujeres las que lo utilizaban, y ahora se observa un significativo incremento de jóvenes y mayores que acuden para consultar y reclamar. "Quiere esto decir que la OMIC ha conseguido el reconocimiento de la población y que ha sabido hacer llegar al ciudadano sus derechos como consumidores", concluye.