Reducción de la presión fiscal en La Orotava

16/10/2017

El equipo de gobierno continúa en la línea de bajar tasas e impuestos.

Los vecinos pagarán por el IBI lo mismo que en 2011.

Se reduce el impuesto de vehículos un 3´5%.

El Ayuntamiento de La Orotava continuará el próximo año con su tendencia a reducir los impuestos y las tasas que pagan los ciudadanos, tal y como se anunció en los últimos años, pero manteniendo los presupuestos generales y las inversiones. El alcalde Francisco Linares valora que ya se ha mejorado la situación económica en líneas generales, y el vecino ha tenido una actitud ejemplar cumpliendo con sus obligaciones fiscales. Desde el Ayuntamiento se adquirió el compromiso de disminuir la carga fiscal a los contribuyentes, para mejorar su situación económica, y así hemos hecho progresivamente.

Para la elaboración de las ordenanzas fiscales para 2018, además de los criterios del actual equipo de gobierno de CC, se han tenido en cuenta también las propuestas presentadas por los distintos grupos de la oposición que conforman la corporación municipal: PSOE, USP y PP.

El alcalde y el concejal delegado de Hacienda y portavoz del grupo de gobierno, Juan Dóniz, agradecen la implicación de los grupos políticos en esta materia y valora que gracias al diálogo se ha llegado a un consenso, “lo cual es muy importante ya que con ello se logra beneficiar lo más posible a los ciudadanos de La Orotava”.

Con respecto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que se conoce como Contribución, se prevé reducir el tipo de gravamen en un 3´5%, quedándose en el 0,548. Hay que tener en cuenta que en el 2012 estaba en el 0,82.
“Con ello— apostilla el edil Juan Dóniz— se cumple el compromiso dado para que los ciudadanos no se vieran afectados por el incremento del 10% que impuso el gobierno del Estado en el año 2012”. El Ayuntamiento abogó por aplicar una reducción progresiva y el objetivo es que en 2018 “los vecinos paguen por este impuesto, lo mismo que pagaban en 2011”.

También para el año 2018 se prevé reducir el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica un 3´5%, y en el año 2019 se prevé bajar en la misma cantidad. Mientras que el de Plusvalías se reducirán en un 3%.

Dóniz recalca que se mantiene la bonificación del 100% para los vehículos de más de 25 años, “siempre y cuando sea el único coche del que dispone el contribuyente”. Y para todos los vehículos de más de 30 años se sigue aplicando una bonificación del 50%. A la vez que se mantiene la bonificación del 75% a los híbridos y los que contribuyen en la protección del medio ambiente.

En el impuesto sobre actividades económicas se mantienen los beneficios para las nuevas empresas y para aquellas que favorecen la creación de empleo, y especialmente a las que cubran puestos de trabajo con parados de larga duración, mayores de 45 años y por aquellas personas que tengan limitaciones funcionales. Por otro lado, se mantiene la bonificación del 95% de las plusvalías generadas como consecuencia de transmisiones de inmuebles considerados como de utilidad pública o de interés social por el pleno de la corporación municipal.

También se mantienen y se incrementan diversas bonificaciones fiscales y se favorece a colectivos con diversidad funcional, pensionistas, familias numerosas, vecinos con viviendas de VPO, personas con problemas sociales, los que realizan reformas en inmuebles históricos o viviendas de autoconstrucción, y a aquellos que abren un negocio o generan empleo fijo, entre otros. A las familias numerosas se les descuenta un 30% en el Impuesto de Bienes Inmuebles y en los recibos de agua y alcantarillado. En este apartado se aplica la bonificación del 30% también en la Tasa de la Basura.

Se amplía el porcentaje del 30% al 40% para las familias numerosas de clase especial. Las personas con diversidad funcional continúan exentas de los pagos del impuesto del vehículo, del de la reserva de espacio para aparcamiento, entre otras. Tampoco pagan la tasa por recogida de basura los casos denominados de emergencia social, mientras que se bonifica el 50% a los pensionistas, a las personas en situación de dependencia y a las empresas que tiran sus residuos directamente en el PIRS.

Todas estas medidas, hacen que se reduzca la presión fiscal para 2018 en más de 600.000 euros a los ciudadanos del municipio.

Además, desde el Consistorio se trabaja para que, en el menor plazo posible, los ciudadanos puedan realizar éstos y otros trámites a través de la sede electrónica municipal, sin necesidad de tener que desplazarse a la Casa Consistorial.

También se continúa ofreciendo al contribuyente la posibilidad de fraccionar el pago de los tributos: el IBI y tasas como la recogida de residuos; vados; entrada y salida de vehículos a través de aceras y el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica. Todos podrán ser abonados en 2, 4, 7 y 10 plazos mensuales, sin recargos ni intereses.

Dóniz subraya que mantener e incrementar estas bonificaciones, la eliminación de tasas y disminución en impuestos, supone una merma a los ingresos del ayuntamiento de más de 600.000 euros. En esta línea valora que, a pesar de ello, y de bajar la presión fiscal, gracias a otros canales se logra mantener estabilidad en el presupuesto. En esta línea, destaca que también ha sido importante el detectar numerosos impagos en el Impuesto de Bienes Inmuebles, y que ya se ponen al día.

Dóniz agradece de nuevo la implicación de los portavoces de los grupos de la oposición, dedicando muchas horas a este tema y por la predisposición de trabajar conjuntamente en pro de favorecer a los vecinos de La Orotava. También agradece el buen comportamiento de los contribuyentes a la hora de cumplir con sus obligaciones tributarias, siendo en la actualidad el municipio Consorciado de Tenerife uno de los que más planes de fraccionamientos de pago tiene.