El Cabildo abre en La Orotava la primera unidad convivencial para mayores, que prima la atención personalizada

14/03/2022

El Cabildo de Tenerife, a través del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), inauguró hoy en La Orotava la residencia Villa del Carmen para personas mayores, que tiene capacidad para 15 plazas y que está gestionada por la Hermandad Divina Providencia. Se trata del primer centro que pone en marcha la Corporación insular dentro del nuevo modelo de atención personalizada y específica que se quiere implantar en la isla para mejorar la calidad de la atención que se presta a los usuarios y usuarias.

El Cabildo de Tenerife, a través del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), inauguró hoy en La Orotava la residencia Villa del Carmen para personas mayores, que tiene capacidad para 15 plazas y que está gestionada por la Hermandad Divina Providencia. Se trata del primer centro que pone en marcha la Corporación insular dentro del nuevo modelo de atención personalizada y específica que se quiere implantar en la isla para mejorar la calidad de la atención que se presta a los usuarios y usuarias.

La residencia Villa del Carmen, ubicada en Avenida Doctor Emilio Luque Moreno, aporta a las personas mayores autonomía personal de manera que,  además del alojamiento, manutención y lavandería, se  les brinda servicios de apoyo en la atención personal y social, acompañamiento y promoción para la integración y vida plena de las personas mayores en la comunidad.

Su puesta en marcha forma parte de los nuevos servicios que el área de Acción Social, a través del IASS, está poniendo en marcha para ofrecer un servicio de atención más especializada y adaptada a las necesidades.

El presidente insular, Pedro Martín, destacó la importancia de cambiar el modelo de atención sociosanitaria, mediante la puesta en marcha de pequeños centros en los que se atienda a las personas mayores y se les dé la capacidad para que sigan formando parte activa de la sociedad. “Se trata de poner en valor lo mucho que tienen que aportar los mayores, facilitando su participación e integración en la sociedad, a través de recursos integrados en la comunidad, que ofrecen alojamientos a un número limitado de personas y en un entorno más cercano y familiar”, añadió el presidente.

Por su parte, la vicepresidenta tercera y consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, quiso señalar la autonomía y la capacidad de decisión que se les da a los mayores en estos nuevos centros, contribuyendo a su mejor calidad de vida. “El propósito es tratar a las personas dependientes como si fueran personas cercanas de nuestro entorno”, aseguró la consejera que destacó la profesionalidad y el cariño con el que la Hermandad Divina Providencia desempeña su labor. “Ustedes, los trabajadores y trabajadoras y las personas usuarias de este centro están abriendo una nueva forma de entender los recursos sociales, para que la calidad de vida de la gente de Tenerife sea mejor”, añadió Marián Franquet.

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Orotava, Belén González, felicitó al Cabildo por la iniciativa y “por contribuir a reducir los macrocentros, apostando por viviendas integradoras” y abogó por que “desde los ayuntamientos y el  resto de administraciones se respalde este tipo de modelos”.
En este mismo sentido se pronunció el hermano Julián, de la Fraternidad Divina Providencia, quien agradeció a la Corporación insular el cambio de modelo sociosanitario y la confianza depositada en la hermandad para gestionar este primer centro.